INYECCIONES DE GRASA PROPIA


 

Las inyecciones de grasa propia

En el curso del envejecimiento, no sólo se disminuye la elasticidad de la piel, sino que también se producen cambios de volumen, que se aprecian en la cara. El hermoso volumen en las mejillas o los labios - un signo de frescura y juventud - se desvanece y se desarrollan mejillas flácidas, acentuación de las arrugas entre la nariz y la boca y las mejillas se hacen más evidente en la cara. Muchas mujeres que fuman se le notan más las arrugas alrededor de la boca, en comparación con las mujeres que no fuman cigarrillos.

Por coincidencia muchos de los pacientes buscan, por primera vez a un cirujano estético, para un tratamiento anti-arrugas. La única desventaja: es que la mayoría de los productos actuales ofrecen un efecto que tiene un periodo de duración de 6 meses a un año. A veces incluso antes y  por ende, los pacientes solicitan una solución permanente.

En nuestra opinión, la auto-transferencia de grasa, ofrece, una solución más adecuada a esta pregunta y proporciona numerosas ventajas: utiliza un material obtenido del propio paciente, por consiguiente no hay reacciones a cuerpos extraños, como por ejemplo cuando se utilizan los llamados productos con efectos permanentes que son inyectados actualmente. Además, la grasa puede ser "modelada”. Con la grasa adecuada en la cara: el volumen deseado se alcanza individualmente, en los labios se rellena en el pliegue nasolabial, y alrededor de las mejillas. Las asimetrías en la cara también se pueden corregir. Esta técnica se puede incluso utilizar en la parte posterior de la mano, debido a que las mujeres a menudo se quejan de que las manos lucen como si tuvieran una malla de venas que se hace cada vez más visible a causa de la disminución del tejido adiposo.

La técnica de auto-transferencia se ha llevado a cabo durante años, sin contar con mucho éxito en el pasado. La causa de esto fue entre otras cosas. el uso de una técnica incorrecta de recolección de la grasa. No fue si no hasta que S. Coleman en los EE.UU. empezó el desarrollo de nuevas cánulas de muestreo y llenado, llevando a cabo amplios estudios sobre este tema, cuando este procedimiento empezó a tener éxito. Hemos estado utilizando esta tecnología durante seis años y estamos entusiasmados con la posibilidad de lograr resultados naturales y duraderos con un mínimo esfuerzo y mínima penetración para colocar la grasa.

El procedimiento

El procedimiento se lleva a cabo de forma ambulatoria con una sedación latente.  Se extrae algo de grasa del abdomen o de las caderas y se inyecta en el área deseada después de una preparación especial en la que se aíslan las células adiposas sanas. Las zonas donde se inyecta la grasa se inflaman posteriormente,  por un tiempo aproximadamente de una semana.

Dependiendo del área, la grasa inyectada se mantiene en un 40-80% y permanece permanentemente en el tejido. Por esta razón, señalamos a nuestros pacientes desde el principio que el procedimiento debe usualmente ser repetido después de aproximadamente 3 a 4 meses con el fin de lograr el efecto final deseado.

Zonas de tratamiento

Se puede levantar toda la superficie de la cara inyectando la grasa propia, como cuando se aumenta el volumen de los labios, mejillas, barbilla, región ocular y región de la ceja. Las arrugas entre la nariz y la boca sólo se mejoran parcialmente.

Costo del tratamiento con inyecciones de grasa propia:

El coste oscila entre 1000 euros y 2000 euros. Más información, acerca de los costos de la auto-transferencia de la grasa corporal, la puede encontrar en el menú: Costos.

En resumen:

  • Duración quirúrgica: 1 hora
  • Anestesia: sedación latente
  • Estadía clínica: ambulatoria
  • Sociable: Dependiendo de la zona, entre 1-2 semanas